Problemas al intentar desatascar una tubería con sosa cáustica

desatascar sosa caustica

Es muy frecuente que, las personas que no tienen conocimientos de fontanería consideren a la sosa cáustica un remedio eficaz contra los dichosos “tapones” o atascos de tuberías, desagües y arquetas. Nada más lejos de la realidad:

El problema con la sosa cáustica estiba en que, las perlas, al contacto con ácidos grasos reaccionan formando una especie de sal. Si dicha reacción ocurre dentro de una tubería, esa sal se puede llegar a solidificar, convirtiéndose en un remedio peor que la enfermedad.

¿Por qué la gente piensa que se puede desatascar tuberías con sosa cáustica?

El hidróxido de sodio, cuya denominación más frecuente es sosa cáustica, es un ingrediente que se utiliza frecuentemente en sectores como el del de papel, telas, tejidos varios y detergentes. Además, se utiliza en la industria del petróleo para elaborar lodos de perforación base agua. Más allá de su uso industrial, son reconocidas sus propiedades para desbloquear tuberías y desagües de cocinas y cuartos de baño.

Problemas al desatacar con estos ácidos

La sosa cáustica es un corrosivo muy potente, lo que le ha valido la fama de solución milagrosa contra los atascos de las tuberías. Su principal problema es el mismo que se vende como ventaja, pues la potencia corrosiva de éste lo convierte en capaz de destruir las tuberías que está intentando sanar.

Paradójicamente, las propiedades que lo hacen ser utilizado como desatascador también lo convierten en un potente atastacador de tuberías, y es que, cuando este cristaliza, no sólo no solucionará el atasco sino que creará un tapón aún mayor.

Como hemos comentado arriba, este ingrediente es un importante corrosivo, que actúa tanto con materiales de naturaleza orgánica como inorgánica. Capaz de deshacer cualquier deshecho orgánico que haya atascado alguna tubería, la sosa cáustica corre el peligro de convertirse en jabón solido si es mezclada con aceite, algo que puede ocurrir perfectamente en las tuberías de un fregadero si se arrojan restos de latas de conservas, residuos grasientos que quedan en los platos, o volcamos el aceite sobrante de sartenes después de cocinar.

Efectos nocivos para el ser humano

La sosa cáustica reacciona químicamente con una amplia variedad de químicos orgánicos e inorgánicos. En todas sus formas, incluyendo en solución, es muy corrosiva y puede causar quemaduras serias a los ojos y la piel.

El contacto con los ojos, aunque éste sea de sólo unos pocos segundos puede acusar daños graves y de por vida a nuestra vista.

A su vez, un contacto de corta duración con la piel puede causar intensa irritación o quemaduras de tipo químico.

Las mucosas también pueden verse afectadas por irritación si entran en contacto con este elemento.

En casos extremos, su ingesta puede ocasionar hemorragias internas, algo realmente poco frecuente.

Como curiosidad, sirviéndonos como prueba de su efecto corrosivo: se han llegado a dar casos en los que utilizado en asesinatos, enterrando cuerpos cubiertos en este producto, para así desaparecer por completo el cadáver.

Conclusiones: ante la duda, recurra a profesionales de desatascos

En primer lugar, afirmar que debido a los riesgos que tiene el manejo de este ingrediente, es crucial que todas las personas que lo manipulen, bien sea directa o indirectamente, sean conscientes y cumplan de forma religiosa los procedimientos de seguridad.

Por último, si bien este potente producto puede ayudarle a desatascar sus tuberías en casos excepcionales, los profesionales no recomendamos en ningún caso este tipo de métodos alternativos.

Y tú ¿Eres de los que pensaba que la sosa cáustica era una opción de garantías?

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *